CUBIERTAS TERMO-REFLECTANTES

CUPCUBIERTAS-TERMO-REFLECTANTES

Ejemplo de CUBIERTAS PLANAS CUBIERTAS TERMO-REFLECTANTES

Problema

 

CUBIERTAS TERMO-REFLECTANTES ¿Qué es una cubierta termo-reflectante? Una cubierta termo-reflectante es una cubierta que refleja la mayor parte de la luz que le llega (no olvidemos que la luz es una forma de energía), de manera que su temperatura es lo más próxima posible a la temperatura ambiente. Para que una cubierta se considere termo-reflectante, debe: ofrecer una alta reflectancia solar (capacidad para reflejar la radiación solar, reduciendo de este modo la transferencia de calor hacia el interior del edificio) y una alta emitancia térmica (la capacidad de liberar el calor absorbido. En Europa aún no existe una legislación que regule este tipo de cubiertas, por lo que nos guiamos por la legislación estadounidense: Requisitos para considerar a una cubierta termo-reflectante (Según el Cool Roof rating Council de EEUU) Índice de reflectancia inicial (cubierta recién aplicada): ≥70% Índice de reflectancia a medio plazo (transcurridos 3 años): ≥55% Índice de emitancia térmica: ≥75% Las cubiertas convencionales se calientan mucho en verano al recibir una alta insolación debido a que el sol se encuentra muy vertical y transmiten ese calor al interior del edificio, sin embargo, una cubierta termo-reflectante permite mantener la cubierta a una temperatura bastante próxima a la temperatura ambiente, de manera que transmite mucho menos calor al edificio, permitiendo un ahorro muy importante en climatización en verano, además de las ventajas a nivel ecológico que ofrecen a reducir el albedo terrestre. Obviamente este sistema es más eficaz a nivel económico cuanto más caluroso sea el clima y el edificio se encuentre más expuesto a la insolación. La ventaja de las cubiertas termo-reflectantes es que no suponen ningún sobrecosto sobre un sistema convencional, por lo que si se aprovecha el momento en el que hay que impermeabilizar o re-impermeabilizar, no supone ningún incremento y si se quiere convertir una cubierta convencional en termo-reflectante, con una capa fina es suficiente, por lo que el costo es muy contenido. Si bien una cubierta termo-reflectante nos va ayudar a ahorrar mucha energía en verano, en invierno esta situación se invierte, debido a que se incrementa ligeramente el consumo de calefacción, pero teniendo en cuenta que cuesta mucho más enfriar un edificio que calentarlo y que el balance en prácticamente toda la península es positivo, es recomendable hacerlo en todos los casos aunque tengamos un aislamiento térmico tan eficiente que no permita el paso del calor al edificio, ya que las máquinas climatizadoras en cubierta, van a trabajar con mejor rendimiento al aumentar la temperatura de intercambio y reduciendo la fatiga de materiales de la cubierta al tener menos contracciones y dilataciones por temperatura. El balance de ahorro energético total puede establecerse entre un 15 y un 35 % total en función de la zona climática y del nivel de aislamiento existente, teniendo más repercusión cuanto más deficiente sea dicho aislamiento. En los edificios donde no se disponga de aire acondicionado, no supondrá ningún ahorro energético, pero si supondrá un descenso de la temperatura, por lo que mejorará notablemente el confort, como por ejemplo en naves industriales, casetas de transformación, depósitos, naves ganaderas, etc. Por último, no debemos olvidar la perspectiva ecológica, ya que una caída de tan poco como un 0.01 en el albedo de la tierra tendrían una mayor influencia en el clima como el efecto de doblar la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera. Según Steven Chu, secretario de energía de Estados Unidos, si el 63 % de las cubiertas de las 100 ciudades fuesen termo-reflectantes, equivaldría a dejar fuera de la circulación todos los coches del mundo durante 10 años Según los cálculos expuestos, hacen falta unos 10 metros cuadrados de superficie blanca para compensar una tonelada de CO2, por lo que el total ascendería a 44 gigatoneladas de CO2. FILTRACIONES EN CUBIERTAS TERMO-REFLECTANTES Cuando sufrimos algún tipo de filtración en cubierta, suele ser bastante difícil de detectar el punto exacto de entrada aunque el sistema de impermeabilización sea adherido, ya que el punto de salida del agua, puede estar muy distante del punto de entrada debido a que dicho agua puede ir escurriendo por gravedad por el forjado hasta encontrar una fisura o un poro por donde salir fácilmente. Generalmente las filtraciones suelen producirse por fatiga de materiales o por envejecimiento de estos, por lo que se rigidizan y comienzan a permitir el paso del agua a través de fisuras. Cuando esto ocurre, lo mejor es re-impermeabilizar toda la cubierta, ya que ese envejecimiento habrá afectado a todo el sistema de impermeabilización. También puede ocurrir que la filtración se deba a alguna agresión puntual, una ejecución defectuosa, algún defecto en el material o un problema de mantenimiento. En función de esto, tomaremos una decisión en cuanto la solución a adoptar.

Solución

 

La solución es un lijado y nueva aplicación del producto vigilando la limpieza.

[woo_products_by_tags tags=»CUBIERTAS PLANAS CUBIERTAS TERMO-REFLECTANTES»]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *